Las ultimas horas de Freddie Mercury ...

|

Como muchos sabrán soy un Fanático de Queen y hace unos instantes de repente me puse a recordar a Freddie principalmente por su canción: "The show must go on"; esta siempre la utilizo en mi vida diaria porque esta repleta de esperanza y deseos, no puedo imaginar el dolor tan grande que Freddy habría sentido al momento de escribir esta canción, porque sabia de hecho que en Queen a partir de su muerte, habría un antes y después.

Es como una lección, en tan sencillas palabras pues en mi caso cuando tienes nuevos proyectos o planes a corto y mediano plazo tus propios amigos y relaciones cercanas, desprecian tus ideas, no me cohíbo; uno tiende a acostumbrarse al rechazo y crecer a partir de el, al final la competencia es con uno mismo y "el show debe continuar".

Muy poco se sabe de las ultimas horas de Freddie Mercury. Su padecimiento fue celosamente mantenido en secreto durante años. Solamente algunos de sus amigos más cercanos, sus amistades y su novio Jim Huttom, estuvieron con la estrella de Queen en estos momentos tan difíciles para ellos.

La Enfermedad

Severos dolores aquejaban día tras día al pianista. Huttom comentaría que la ultima vez que Mercury estuvo consiente fue el viernes 21 de noviembre de 1991. Cuando regreso a Garden Lodge (suntuosa y extravagante mansión londinense que Freddie amaba), Jim lo subió a ver. El peluquero y jardinero de profesión se recostó al lado del cantante, quien dijo con un suspiro: “pronto todo el mundo lo sabrá”. Se refería a la carta donde anunciaba oficialmente que estaba enfermo de SIDA y que seria entregada a la prensa internacional a la media noche. Mercury lo hizo así porque no quería que la prensa sensacionalista británica tuviera la exclusiva. Fue una especie de venganza después que los tabloides especularan durante meses sobre su condición.

Sus últimas palabras

A las 10 de la noche se agitó terriblemente, pedía sus medicinas a gritos: cuatro píldoras analgésicas (el tratamiento con AZT y otros medicamentos los había abandonados semanas antes). Hutton y Mercury se quedaron dormidos, abrazados. En la madrugada del domingo 24 de noviembre, Mercury despertó a su pareja para que le llevara algo de fruta. Le preparó rebanadas de mango y un vaso con jugo para combatir la deshidratación crónica que sufría su famoso consorte. El líder de Queden comió la fruta y Jim volvió a dormir. Unos minutos después de las 3 de la mañana, Freddie despertó a golpes a Hutton. Abría la boca desesperado, señalando su garganta y su rostro reflejaba pánico. Su acompañante no sabia qué hacer. Pasaron más de 30 minutos, hasta que llegó otro asistente de Freddie, llamado Joe. Ambos trataron de calmarlo, hasta que Joe reviso la garganta y encontró que se le había atorado un pedazo de mango, pero Mercury estaba tan débil que no podía tragarlo ni escupirlo. Poco después volvió a dormir. A las seis de la mañana, Freddie pronunciaría sus ultimas palabras: “Pipí, pipí.”


La llamada de la muerte

Joe y Jim lo llevaron al baño cargando, pues no podía tenerse en pie. Cuando lo regresaron a la cama, se escuchó el espantoso crujido de un hueso rompiéndose. Mercury aulló de dolor y comenzó a convulsionarse. Trataron de calmarlo, pero fue inútil. Llamaron al médico Gordon Atkinson, quien le recetó una inyección de morfina, aunque era alérgico a ella. Atkinson comentó que el paciente moriría el martes. Mary, la apoderada legal y confidente de Freddie, pasó a verlo por la mañana. Elton John fue a visitarlo unos momentos. Poco después llegaría otro de sus grandes amigos, Dave Clark, del grupo Dave Clark. Freddie estaba peor que nunca. No respondía a ningún estimulo externo. Sus ojos estaban opacos. Clark le tomó la mano para que acariciara a Delilah, la gata inmortalizada en la canción del mismo nombre del disco Innuendo. Mercury hizo evidente que quería ir al baño, sin embargo, se hizo en la cama. Huttom les pidió a todos que salieran porque le iba a poner camiseta y calzones limpios. Mientras le ponía los calzoncillos, Freddie quiso ayudar, subiendo su pierna izquierda. Ese fue el último esfuerzo. Huttom comenta que al sentir que la pierna perdía fuerza, supo que una de las grandes leyendas del rock mundial había muerto. Jim tomó a Freddie, su amante por siete años, y lo cubrió de besos. Dijo que lo veía radiante, como si al final todo lo malo hubiera desaparecido, volviendo a ser aquel que estremeció al mundo con su arte, encanto y voz.

Sayonara ...

PD: De acuerdo, no creo ser el único enamorado de Freddie.


9 comentarios:

Jorge Luis Barrera dijo...

Sabía de qué había muerto, pero no más detalles, buen post!

Pimpf dijo...

No, desde luego que no eres el único. Hace unos días estuve leyendo más cosas sobre Freddie Mercury, cuando le dediqué mi post a Brekiaz. Es indudable que tuvo que ser todo un personaje y que su voz es una delicia que siempre recordaremos. Me parece que será una leyenda todavía más grande con los años...

Sobre lo del Sida, quizá haya sido un punto negro, dicen, hacerlo más visible habría ayudado a lo mejor a alguna gente, aunque yo soy de los que creen que hay cosas sobre las que si uno no quiere hablar no tiene por qué hacerlo.

En fin, descanse en paz.

Bicos Ricos

Pancho dijo...

no fuiste el unico, lo adoraba. Ahora descansa, sigo escuchando su musica

alex dijo...

ufff, que relato. No sabía nada. Debe ser duro saber que te mueres y no querer que pase.

Un mito, que dejo su arte para que los demás podamos disfrutarlo

Un beso cielo

Edgard dijo...

Me pregunto hasta qué punto es aceptable que se difundan todos esos detalles.- Mas allá de que se supiera sobre su enfermedad, es preferible seguirlo recordando pleno y vigoroso, y no que en algún momento te vengan a la cabeza esa otra clase de recuerdos.-

Es otra de esas despreciables muestras del "periodismo sensacionalista", que alimentan morbosidades, que no deberían ser alentadas.-

Un abrazo fraternal.

Didier Estrada dijo...

Que horrible debe ser ver morir a alguien así... pero la música de Freddy sigue sonando

Glamourous. dijo...

Wow, me impresiona, no se mucho de queen, pero bueno esto es doloroso.

Muy interesante blog por aqui me andare y gracias por ser mi seguidor numero 50!.

Besos!

Erik...!!! dijo...

No soy fan de queen... solo me han gustado dos canciones de ellos... pero wow no sabía lo q paso freddy mercury... interesante reportaje...!!! =)

Me encantó lo que dijistes al inicio... de no cohibirse ante lo que quieres y luchar aunque los otros no les apetece... wow bro, se te nota q tienes mucha fuerza de voluntad... Sigue así...!!!

Cuidate mucho...!!!
--Un abrazo--
Hasta pronto ^^!!!

Sachiel Renovatio dijo...

Jorge: Jejeje su Majestad XD murió hace un par de años :(

Pimpf: Si, recuerdo que una vez te gusto otra entrada sobre Queen :)
Por lo del SIDA, Freddie pudo haber ayudado mucho si lo hubiera querido, a pesar de todo es grande y como dices lo que le falta.

Pancho: Seguiremos escuchándolo por mucho tiempo mas...

Alex: Pues aquí ya te enteraste un poquitin nenito, el arte de Freddie perdurara por siempre...

Edgard: DE hecho, tienes toda la razón, ese tipo de medios viven explotando el morbo de las masas, escribí esto sobre Freddie porque de cierto modo sentí un vacío en mi ser, jajaj ya estoy mal XD

Didier: En cierto modo si debe ser horrible pero, Freddie murió como los grandes, el sabia que esto sucedería y en cierta forma preparo a su banda y fans con las ultimas rolas que escribió. Sencillamente fue todo un maestro.

Glamourous: De nada, un gusto en seguirte.

Erik: jejej pues ya conociste dos mas el día de hoy nene.
Por otra parte, cuando emprendemos un proyecto las personas mas cercanas a nosotros son las que de entrada se burlaran de ti e incluso hasta te rechazaran, por ej. hoy un amiga me llamo para invitarme a tomar unas cervezas, no pude ir por mis ocupaciones y como esta al tanto de mi nuevo proyecto, de plano me dijo: osea wey!! ya neta, deja esa madre ... esta condenada a irse a pique... jajaj sabes lo único que queda es reírse, solo le dije: haaamm, mira yo se mis rollos. saludos nenito!!

GRACIAS A TODOS POR SUS COMENTARIOS Y ESTE CHICO SIGUE CON SUS ANDANZAS Y SUEÑOS... SALUDOS!!

Libro de visitas