Día diez: Debilidad IV

|

Aquella noche que tire con Mr. J fue la primera de un par de veces XD, me sentía raro pero a la vez me gustaba, era muy afectuoso conmigo además me trataba muy bien; platicábamos de todo y nunca se nos terminaron los temas, el tipo sabia mucho. Por otra parte el triángulo avanzaba y avanzaba, nos adentrábamos cada vez mas en una situación que me fascinaba pero al mismo tiempo me atemorizaba mucho, yo era un nenito de 18 años y me parecía a un romance que tuvo un par de años antes de mi y que asesinaron en un asalto de banco en nuestra estrepitosa Cd. de México.

Así como marchaba todo, medite y medite la situación; decidí dejarlo el día que me dijo que fuera a vivir con el; que podríamos convivir los tres, enserio quede muy confundido aquella noche, conozco de nuevas formas de pensar donde conviven dos hombre una mujer, dos mujeres un hombre o tres hombres XD pero en ese momento y ni ahora pretendo vivir una relación de ese tipo, sin decirle nada desaparecí de sus vidas, sencillamente me esfume para el.

Aveces pienso que no debí actuar de esa manera, que debí hablar de frente como ahora lo hago; claro aunque me este muriendo de miedo en ocasiones y no lo demuestre pero, los problemas son para afrontarse. La vida pone a las personas en nuestros caminos por alguna razón y en esta historia no fue la excepción pues la misma los regreso a mi vida; un año después pero para terminar definitivamente este circulo vicioso.

En aquellos días, yo salia con un nenito que me encantaba y trabaja en la plaza cerca de mi casa, el era menor que yo y pues ya le había quitado la ropita varias veces y hasta nos habíamos chupado los pilines un par de veces pero nunca tiramos. Resulta que ese día sin mas ni menos los encontré en mi camino. Platicamos por alrededor de media hora y acordamos salir a comer al día siguiente y pues como la cita era en un hotel trendy de la ciudad y con alberca y además como no me gusta la dolce vita pues acepte.

Al día siguiente me llamo a mi teléfono y fingí no tener dinero, si lo se eso es de chichifos pero no pretendía gastar de mi bolsillo para salir con el, a la hora estaba en el lugar acordado, me traslade en taxi porque el lugar esta hasta el otro lado de la ciudad y yo no lo pague XD. Estuvimos como cinco horas en el jardín, nos aburrimos y nos largamos, yo ya me iba para mi casa pues estaba casi huyendo pero me invito a su casa; cabe mencionar que el Vico estaba con nosotros pero ya no me miraba con odio y pues también estaba el hijo de Mr. J y la novia de este. Si Mr. J tiene un hijo; de haya cuando solía vivir su vida hetero.

Llegamos a su casa, ya no solía vivir donde antes, donde había comenzado aquel triángulo, muchos recuerdos vinieron a mi mente, pretendí zafarme pero ya era mas difícil; pude haber sido un perro y largarme por puro gusto, pero el hecho de imaginar tirar con un trigueño era muy excitante. Entramos a su recamara, era muy similar a la de la antigua casa, Vico y Mr J comenzaron a besarse y a quitarse la ropa, lo que se avecinaba esta por demás decirlo.


Sayonara...

4 comentarios:

Fran Frannao dijo...

Vaya historias que nos cuentas. Yo pienso que si alguna persona tiene que desaparecer de nuestras vidas se hará de manera natural y si se huye aparecerá otra vez para

Pienso que tanto los problemas como las personas que no queremos que estén en nuestras vidas hay que afrontarlo porque si no con el tiempo vuelven para que lo afrontes...y vaya tú no sólo te has enfrentado sino que te has metido en el armario con ellos a jugar jaja. Interesante. Y a todo esto con el chico con el qué estabas en esos tiempos que pasó?
Un besazo

Pancho dijo...

eres muy cruel lo sabes! ahora tendre queesperar hahahaha
que historia caray

robertomzargn dijo...

jope tio, que historias!!

nose que decir, me he quedao sin palabras!

se a que te refieres con irte sin decir palabra, porque me ha pasado.
mejor dicho, lo he hecho. pero no por gusto, sino por miedo. miedo a que esa persona no sea la que pensabas..

besos!

Pimpf dijo...

Se ve que Vico te tenía loco, es que los trigueños, ya se sabe, y que a Mr. J no lo tratas con tanto cariño, aunque fue el que orquestó todo y os puso a tiro la relación a tres... y es que estamos sin noticias de lo que pasó después, así que, nos tienes en ascuas.

Bicos Ricos

Libro de visitas